“El Gobierno Central no ha actuado con la misma lealtad en todas la regiones y ha sido especialmente duro con la Comunidad de Madrid”

En la redacción se ha acuñado un nuevo refrán, una comparación para definir la dificultad que entraña algún trabajo: esto es más difícil que hablar con el Consejero de Sanidad en plena pandemia de Coronavirus. Enrique Ruiz Escudero, pozuelero desde su juventud y Presidente del PP de Pozuelo de Alarcón, ha sido en los últimos meses una cara bastante conocida en la región al cargar con la responsabilidad de la lucha contra la covid-19 en la Comunidad de Madrid.

¿La Comunidad de Madrid (se entiende que España también, pero nos centramos en nuestra región) ha atravesado su peor crisis desde la existencia de la democracia? ¿Se pudo evitar?

Sin duda alguna, y por desgracia, no se podía evitar esta crisis. Es una crisis mundial y España no podía ser un excepción, dadas las características de la pandemia. Aunque quizá sí se hubieran podido reducir los efectos de haber atendido con prontitud las indicaciones y las alertas internacionales que llegaban a todos los países. Está claro que esta pandemia marca un antes y un después para la sanidad mundial, especialmente la europea que es la que nos afecta directamente.Respecto a la otra cuestión que usted me pregunta, creo que esta pandemia ha sido especialmente dura en nuestro país ya que no hay que olvidar que han muerto alrededor de 45.000 compatriotras. A la vez, confío en que lo que hemos vivido y padecido nos haga reflexionar y aprender desde el punto de vista político, sanitario y también humano. En mi opinión, nos está obligando a cambiar mucho nuestros hábitos de vida y también nuestras prioridades. Pero lo fundamental, como he dicho, es que aprendamos de la experiencia.

¿Cuál es la situación actual? Se están cerrando bares de ocio o limitando sus horarios en otras comunidades. ¿Se plantea la Comunidad de Madrid llevar a cabo medidas similares?

La Comunidad de Madrid, en función del escenario epidemiológico en el que nos encontremos, actuará de una manera o de otra. Pero lo que está claro es que si los contagios suben hay que tomar medidas y adelantarnos, porque de lo que se trata es de salvar vidas y en ello trabajamos intensamente todos los días.Actualmente los contagios entre los jóvenes de 15 a 44 años han subido exponencialmente, y por este motivo, la Presidenta de la Comunidad de Madrid y yo mismo anunciamos en rueda de prensa una serie de medidas para evitar esos contagios, tales como dar un paso más en el uso obligatorio de la mascarilla. Y digo un paso más porque en Madrid ya era obligatorio su uso en espacios cerrados y en espacios al aire libre sin poder mantener la distancia obligatoria. Además, en la Orden que hemos modificado ponemos que haya un máximo de 10 personas en reuniones; también se establece limitar el horario del ocio nocturno y en los banquetes teniendo que cerrar estos a la 1:30h de la madrugada y a partir de la 1:00h no poder acoger más clientes, etc. Todas estas medidas, insisto, se aplican con el objetivo de combatir el virus de manera más eficaz.

Otra cuestión fundamental, es que todos tenemos la obligación de explicarles bien a los jóvenes y hacerles ver que el virus sigue ahí y que se tienen que tomar en serio las medidas impuestas, como el uso obligatorio de la mascarilla, mantener la distancia interpersonal y el lavado frecuente de manos. Tienen que ser conscientes de que pueden contagiar a las personas que viven con ellos, padres, abuelos, hermanos, etc. aunque ellos no tengan los síntomas propios de la covid-19; de hecho, ahora mismo, la mayoría de los jóvenes son asintomáticos, y eso dificultad su concienciación.

¿Entiende las críticas por parte del Gobierno de Sánchez con respecto a la gestión que se ha llevado a cabo en la Comunidad de Madrid?

Las críticas se pueden entender, e incluso agradecer, siempre que sean constructivas y leales, y no por cuestiones políticas. Lo que pedimos es que sean iguales para todos, no vale la doble vara de medir. Y, en este sentido, considero que el Gobierno Central no ha actuado con la misma lealtad en todas las comunidades autónomas y, personalmente, creo que ha sido especialmente duro y poco justo con la Comunidad de Madrid.Quiero poner en valor el trabajo, la ocupación y dedicación que han tenido todos los días y siguen teniendo todos los profesionales sanitarios de nuestra Comunidad, así como nuestra presidenta, Isabel Díaz Ayuso, que ha estado al pie del cañón sin importarle la hora o el día de la semana.

La alcaldesa de Pozuelo nos dijo cuando la entrevistamos que “personalmente le hubiera encantado poder hacer los test a todos los vecinos”. ¿Es factible que se terminen llevando a cabo en Pozuelo?

Estoy convencido de que la alcaldesa de Pozuelo ha puesto todo de su parte para conseguir hacer un estudio de seroprevalencia para conocer la situación frente a la covid de los vecinos de Pozuelo, porque lo que le importa, como a todos, es la salud de la gente y combatir juntos la covid-19.

¿Se tiene previsto la contratación de nuevos sanitarios en los próximas fechas?

Quiero recordar que la Consejería de Sanidad ha estado y estará siempre pendiente de lo que necesita y preocupa a los sanitarios y, con mucho más motivo, en una situación como la que vivimos. Por eso, hemos contratado ya a más de 10.000 sanitarios como refuerzo y tienen ampliado el contrato hasta final de año.

¿Qué nota le pondría a su gobierno por la gestión de la crisis sanitaria en la Comunidad de Madrid?

No creo que sea una cuestión de calificar con nota la gestión de la crisis sanitaria porque lo importante es analizar bien todo lo que se ha hecho y cómo se ha hecho para estar preparados ante nuevos retos sanitarios. En este sentido, quiero recordar que la presidenta Díaz Ayuso fue la primera mandataria autonómica que compró material sanitario por su cuenta ya que desde el Ejecutivo Central tardaban o no llegaba ese material. También se construyó en tiempo récord -48 horas- un hospital de emergencias, IFEMA, en el que se han atendido a más de 4.000 pacientes. Ahora mismo, está ya en construcción el Hospital de Emergencias de Valdebebas, que se llamará Isabel Zendal en honor de la enfermera que erradicó la viruela en medio mundo. Este hospital contará con 1008 camas, con 20 unidades de hospitalización de 48 camas cada uno, que suman un total de 960, organizadas en torno a controles de enfermería. Además dispondrá de 48 puestos de UCI y cuidados intermedios.No quiero acabar esta entrevista sin acordarme de todo el personal sanitario que ha estado, literalmente día y noche, con los enfermos dándoles todo el apoyo sanitario y también humano. Y por supuesto, tener un recuerdo especial para las familias de los más de 40.000 españoles que han fallecido hasta la fecha en todo el territorio nacional por culpa del Coronavirus.