Redactor: Juan Pablo Montero

Alex Riveiro, divulgador científico, es uno de los personajes más seguidos en las últimas fechas gracias a su post en redes sociales. No estamos hablando de un músico, ni de un deportista, es un enamorado de la ciencia. Con dos libros a sus espaldas es una de las grandes y benditas revelaciones de las últimas fechas.

 

¿Por qué tu amor por la astronomía?

Desde pequeño he sentido curiosidad por el mundo. No solo por la Tierra en sí, si no por qué habría más allá del planeta. Al ver las estrellas me preguntaba si podría haber algún tipo de vida en otros lugares de la galaxia. Imaginaba cómo sería ver Júpiter de cerca, o ver los anillos de Saturno desde alguno de los satélites del planeta. Es un campo que desde pequeño me ha resultado muy atractivo, especialmente en lo relacionado con la búsqueda de vida extraterrestre, tanto microbiana, como incluso la vida extraterrestre inteligente.

 

Twitter y tus hilos han sido una verdadera revolución…

Sin duda, pero es lo que buscaba al escribirlos. Por un lado, que fuesen una herramienta de aprendizaje para aquellos que pueden tener curiosidad por la astronomía e, incluso, quizá ni siquiera saben muy bien qué es. Por otro, que permitieran ver que Twitter puede ser algo más que una plaza donde las voces se mezclan y, según en qué lugar te encuentres, el tono no sea especialmente agradable. Twitter es una plataforma tremendamente grande y hay de todo. Tanto personas maravillosas, que intentan aportar su granito de arena, como los típicos alborotadores que solo buscan armar todo el jaleo posible. Elon Musk decía, recientemente, que él considera que Twitter es la plaza del pueblo de Internet, y en cierto modo, la variedad de público que podemos encontrar, para bien y para mal, lo refleja.

 

‘Hacia las estrellas. Una breve guía hacia el universo’ o ‘Más allá de las estrellas ¿Estamos solos en el universo?’ Estamos hablando de dos de los libros más vendidos y que recogen muy buenas críticas sobre la materia. Muy orgulloso, imagino.

Mucho, no esperaba que ninguno de los dos tuviese la acogida que han tenido. ‘Hacia las estrellas’ no deja de ser una especie de pequeña guía de introducción al mundo de la astronomía en general, tocando muchos aspectos diferentes. Desde el funcionamiento y la vida de las estrellas, a la posibilidad de que haya vida en otros lugares (o por qué los extraterrestres no podrían haber visitado la Tierra en el pasado) a asuntos que pueden parecer mucho más complejos como la búsqueda de la teoría del todo. Con Más allá de las estrellas comparte un punto común: están escritos pensando en alguien que no necesariamente tiene por qué saber qué es la astronomía, más allá de unos conceptos muy generales. Con Más allá de las estrellas, además, estoy especialmente contento porque es un intento para enseñar al mundo que la búsqueda de vida extraterrestre inteligente es algo que se toma muy en serio y que permite realizar planteamientos de todo tipo. Desde algunos que rozan el absurdo (precisamente, para saber dónde puede estar el límite en cuanto a qué podría hacer una civilización) a otros que resultan tan simples como ¿es realmente plausible que seamos la única civilización del universo?

 

¿Somos frutos del azar los seres humanos? ¿Somos especiales? ¿Estamos solos?

Depende de cómo queramos enfocar la pregunta. En cuanto a nuestra composición, no, nada nos hace pensar que seamos fruto del azar. Estamos compuestos por algunos de los elementos más abundantes del universo. Así que, en principio, la receta para que la vida pueda aparecer en otros lugares de la galaxia, y del universo en su conjunto, debería ser abundante. La vida en sí, desde hace ya unos cuantos años, se plantea que podría ser muy abundante. Al mismo tiempo, no podemos olvidar que pasaron miles de millones de años, desde que apareció la vida microbiana, hasta que surgió la vida compleja. Tuvo que pasar mucho más tiempo hasta que apareció el ser humano. En el contexto de la historia de la Tierra, apenas somos recién llegados.

 

Si alguno de nuestros lectores quiere introducirse en el mundo de la astronomía, aparte de leer tu blog, ¿qué libros, cursos o eventos le recomendarías?

Hay muchos libros que se pueden recomendar… El universo en tu mano (de Christophe Galfard), Cosmos, (que también está disponible como libro), El mundo y sus demonios, Un punto azul pálido (todos de Carl Sagan), Astrofísica para gente con prisas (de Neil deGrasse Tyson), ¿Por qué el espacio huele a barbacoa? (del astronauta Tim Peake), ¿Estamos solos? (de Carlos Briones), El fin de todo (de Katie Mack), Brevísima historia del tiempo (Stephen Hawking) y podría seguir, porque se ha escrito mucho (y muy bueno) tanto en inglés como en castellano.

 

¿y si se quieren dedicar profesionalmente?

Dependerá de a qué se quieran dedicar específicamente. No es lo mismo trabajar procesando los datos de un telescopio que convertirse en astronauta. Lo mejor es tener claro, en primer lugar, qué es lo que nos interesa en concreto, y luego informarnos del camino necesario para llegar hasta ese punto.

 

Hay una frase de Stephen Hawking que siempre me ha parecido muy inspiradora y lo resume perfectamente: «Mira a las estrellas y no a tus pies. Intenta entender qué es lo que ves y pregúntate qué hace que el universo exista. Ten curiosidad.»