El mes pasado todo el mundo hablaba de Georgia porque se enfrentaba a la selección española y un nombre propia emergió por encima de todos: Víctor Mongil. El Periódico de Montegancedo estuvo charlando con él sobre su etapa en Georgia y su pasado en la cantera del Atlético de Madrid.

 

Esta semana has sido el objetivo de todos los medios españoles

Si la verdad que ha sido una semana especial a nivel mediático en España, y ha sido un verdadero placer poder haber estado en casas de mis familiares y amigos que desde la distancia durante esa semana me han hecho estar más cerca de España.

 

Centrándonos en el partido, los de Luis Enrique casi provocan un infarto a todo el país.

Si, como dije, es una selección en reestructuración y tiene mucha ilusión en poder participar pronto en un torneo importante.

 

¿Te esperabas un partido tan serio de los georgianos?

Desde luego que si, como he comentado, los jugadores georgianos juegan en ligas europeas de gran nivel y están demostrando ser talentosos. Seguro que dentro de no mucho, podremos ver a la selección nacional en un gran torneo.

 

¿Cómo se vive el fútbol en Georgia?

Se vive de manera muy sana, aquí por suerte para mí, estoy en el mejor club del país y a cada rincón que vamos a jugar siempre hay aficionados del Dinamo Tbilisi. Los fanáticos son gente que animan del minuto 1 hasta el final, pase lo que pase, pero eso si, como en ese partido no des lo que se exige, que es ganar o poner en el campo todo nuestro 100%, al final del partido, te lo reclaman y aprietan al jugador.

 

¿Cómo se está gestionando el acceso a los recintos deportivos en el país?

Desde el pasado 3 de abril, abrimos las puertas a nuestros aficionados. Será un momento muy especial, tengo ganas de ver a mis fans y regalarles una victoria para disfrutar de la vuelta

 

¿Cómo está siendo la experiencia de jugar allí?

Yo estoy muy feliz, con mi vida y con mi andadura en Georgia, en Tbilisi. Me acogieron desde el primer momento de una forma increíble, me han hecho sentir como un georgiano más. Aquí estoy muy cómodo. La verdad es que tiene sus pequeñas similitudes a España, aunque en comida, el idioma y el carácter mediterráneo escasea.

 

¿Te costó decidirte a la hora de jugar en Georgia?

No me costó, el venir aquí implicaba luchar por objetivos muy grandes, ganar títulos, jugar previas de Champions League o Europa League. ¿A qué jugador no le seduce el poder disputar algo tan bonito y tan importante? No dude en venir. Si me volviera a suceder, volvería a decir que sí.

 

Sales de la cantera del Valladolid y te ficha el Atlético de Madrid ¿Cómo fue la experiencia en el conjunto rojiblanco?

Fue maravillosa, justo pude vivir esa época dorada con el regreso del Cholo Simeone, fue increíble poder ir al Vicente Calderón y ver y sentir cómo era una olla a presión en partidos importantes. Me hicieron sentir rojiblanco rápidamente y adquirir el ADN y ese sentimiento que se tiene hacia un club. Nunca se me olvidará.

 

¿Este año ganan la liga los de Simeone?

Ojalá puedan conseguir la liga. A veces romper  con lo lógico está bien. El Atleti lleva muchos años construyendo un club importante a nivel mundial y sería una piedra más para mantener al club entre los mejores del mundo.

 

Alcoyano, Mérida, Pontevedra, Levante B… Conoces muy bien la 2ªB. ¿Qué te parece el cambio de la RFEF con la categoría?

Le dará un plus extra de competitividad cada fin de semana, y además hará que sea una liga más dura y difícil. Lograr un ascenso en esta categoría será una dura prueba para los clubes. Serán muy afortunados los que logren ascender a 2ª división, además irán más preparados los clubes y los jugadores.

 

¿Quién es tu referente futbolísticamente hablando?

He tenido muchos referentes a lo largo de mi vida y carrera, mi padre el primero junto a mi tío. Me encantaba la elegancia y estilo de Fernando Hierro. Más tarde pasa a admirar la jerarquía, lucha y amor por club como Carles Puyol. Estos últimos años me he fijado más en Sergio Ramos, entrega, espíritu y no rendirse nunca, esos son valores que le hacen ser el capitán que es, uno de los mejores clubes del mundo.

 

Estás allí muy bien, pero ¿Cuándo te vuelves a España? Un buen jugador siempre es bienvenido.

Ojalá que no dentro de mucho tiempo, sería la guinda de mi carrera el poder jugar mis últimos años al mejor nivel profesional posible en mi país. Ahora estoy bien y quiero seguir luchando por objetivos, pero desde luego que espero y deseo regresar a España.